LAS TASAS ALCOHOLEMIA, PREGUNTAS Y RESPUESTAS

 

1. ¿A partir de qué tasa se considera delito la conducción bajo influencia de bebidas alcohólicas?.

 

El Código Penal expone con claridad que la conducción bajo bebidas alcohólicas constituye delito EN TODO CASO, si la tasa supera el 0,60 milígramos (mg) por litro de aire espirado ó 1,2 gramos(g) por litro de sangre.

 

2. ¿Qué ocurre sí en la prueba de alcoholemia, la tasa es inferior a 0,60 mg o 1,2 g?.

 

Si la tasa obtenida es inferior a 0,40 mg y superior a 0,25 mg no irá por lo penal, es decir no será delito sino falta y derivará los hechos a la vía administrativa, o sea a una multa. Salvo que el conductor tenga síntomas evidentes de estar afectado por la ingesta de bebidas alcohólicas y ponga en riesgo la seguridad vial (conducción irregular… a juicio de la policía).

 

Si la tasa se encuentra en entre 0,40 mg y 0,59 mg aire espirado (o su equivalente entre g/l de sangre), se producirá la acusación por el Fiscal cuando se evidencien claros signos de embriaguez (habla pastosa, ojos vidriosos, incoherencia...a juicio de la policía o conducción peligrosa como por ejemplo haber provocado un accidente de tráfico).

POR TANTO EL COMPORTAMIENTO EXTERIOR ESTO ES LA PERCEPCIÓN DE LA POLICÍA PUEDE SER DECISIVO PARA LA IMPUTACIÓN DEL TIPO PENAL.

 

3. ¿Si el conductor da positivo (más de 0,25 mg) en la prueba de alcoholemia se inmovilizará el vehículo?.

 

Si el conductor da positivo en la referida prueba, el agente podrá proceder a la inmediata inmovilización del vehículo. Si el conductor va acompañado, podrá conducir el acompañante siempre que tenga permiso de conducir en vigor y de negativo en la prueba de alcoholemia que se le realizará.

el atestado al Juzgado de Guardia.

 

4. ¿Qué ocurre si el conductor se niega a realizar la prueba de alcoholemia?

 

Si el conductor se niega a "soplar" será conducido a un centro sanitario donde le harán la prueba con extracción de una muestra de sangre. Si se negase a someterse a  esta prueba, se le imputará un delito de desobediencia a la autoridad y podría ser de castigado con una pena de 6 meses a 1 año de cárcel  y suspensión del permiso de conducir de 1 a 4 años. 

 

 

Versión para imprimirVersión para imprimir | Mapa del sitio
© PERONA ASOCIADOS, ABOGADOS, S.L.P.